El proyecto responde a un estricto programa funcional, que consta de 28 lofts de 100m2, 36 plazas de estacionamiento, 30% de área libre y áreas comunes. El edificio se trabajó en módulos de 50m2, que acoplados de manera horizontal o vertical definen las dos únicas tipologías de viviendas, “el flat” y “el duplex” ambos de 100m2, creando combinaciones flexibles adaptables en cualquier situación. Cada loft o grupo de ellos conectados o aislados por la ayuda de pasillos de luz y vegetación crean una situación diferente que permita cierta personalización de las viviendas, posibilitando además que cada loft tenga ventilación e iluminación por casi cada una de sus fachadas. Todo esto sin olvidar la optima orientación y vistas. Para la distribución interna de los lofts, cocinas, baños y servicios se agruparon creando un paquete tipo estandarizado. A pesar de que los interiores de los lofts sean idénticos dentro de sus tipologías cada uno puede tener alguna variación en el exterior, precisamente en las terrazas y la vegetación.

Ubicación: San Isidro, Lima Perú
Año: 2007
Superficie: 3,500m2
Equipo: Giovani Acevedo, Silvana Tapia Tolmos y Jacques Stiernet
Premios: Finalista concurso internacional Arquitectum